Monday, 2 February 2009

Fernando Vallejo Habló Por Una Hora de los Males del Catolicismo. Lo Mejor de Su Charla, Su Diatriba Contra el Gobierno Colombiano


Fernando Vallejo es un personaje singular en la literatura colombiana actual, la post-Gabo, la que seguramente no sobrevivirá al gran autor de Aracataca porque la sombra de éste es tan grande que opacaría a cualquier otro. Vallejo es un estudioso de miles de cosas, un escritor ávido y refunfuñoso, irreverente, vulgar e intolerante, un verdadero colombiano apátrida,pero uno de raca mandaca: sus estudios detallados sobre los pecados del cristianismo incluyen listas enteras de obispos austriacos, suizos, alemanes, checos .. que apoyaron al nazismo; de papas adolescentes que exigían derecho a pernada mientras repartían indulgencias allí y allá; de pontífices perversos, asesinos; cuando hizo su biografía del gran poeta colombiano José Asunción Silva, el autor abundó en detalles sobre fechas, deudas, escrituras, papeles, pagarés, propiedades, chismes (incluídos cometarios sobre la mítica relación incestuosa que aparentement sostenían Silva y su hermana) ... Leí ese libro en Buenos Aires en un viaje hace unos siete años. Como cada libro de Vallejo, me hace reír a carcajadas y me arranca profundas lágrimas. No me pasan indiferentes -- sé que a muchos de sus lectores les pasa lo mismo.

El sábado 31 de enero tuvimos los asistentes al Hay Festival la oportunidad de oír a Vallejo lanzando su diatriba de turno contra la iglesia católica. El escritor, biólogo y activista de los derechos de los animales títuló su charla (que fue más una lectura de un texto largo, larguísimo ...) 'Los Crimenes del Cristianismo.´ No dejó títere con cabeza. No se salvaron ni los ortodoxos ni los católicos ni los agustinos ni nadie. La doble moral fue su víctima. Quizás la cosa más interesante que Vallejo habló fue sobre su pleito con el nuevo Procurador General de la Nación, un señor llamado Alejandro Ordoñez, famoso por su defensa de la moral retrógrada y de la religión. Hace casi tres años, Ordoñez demandó a Vallejo por irrespeto a la religión. Léan Uds. aquí el texto de la noticia publicada por Catholic News Service:

When Alejandro Ordonez, an attorney, government official and Catholic, heard about a magazine spread that depicted a topless actress posed as Christ and satirized the Bible, he filed a lawsuit. But Soho magazine's director, Daniel Samper, considers it just another irreverent spoof his men's magazine has published. The spread includes a photo that shows a topless actress posed as Christ and surrounded by prominent Colombian athletes, entertainers and politicians, all arranged in imitation of Leonardo da Vinci's painting, "The Last Supper." The pages feature photos of a nearly nude woman with thorns on her forehead and wounds on her side, as though experiencing the agony of Christ. The accompanying article by Colombian author Fernando Vallejo is a sarcastic critique of literal interpretations of the Bible. The author writes about the economic "arbitrariness" of the parable of the workers in the vineyard and praises communist icons Karl Marx, Vladimir Lenin and Fidel Castro.

Ha! Bendito sea Dios! Vallejo desafió el nuevo procurador a un debate público sobre la religión y prometió demandarlo. ''Lo invitó a discutirlo conmigo públicamente, este tema y el de los crímenes del cristianismo.´´ Un colombiano que no se siente colombiano (de hecho intimó a un miembro de la platea que le increpó por comportarse como un no-colombiano) que arrancó aplausos del público que seguramente no entendía a que le aplaudía.

La crítica de Vallejo a la michicatería de Ordoñez no es una crítica tan michicata como se piensa, y que por lo tanto pueda despertar risas cómplices por parte de los asistentas al acto. El público ignoró que seguida la crítica a Ordoñez, Vallejo destiló su veneno contra el Presidente Alvaro Uribe, a quien Vallejo llamó de ''hombrecito.´´ Ordoñez representa, según la lectura que hice del texto leído por Vallejo, aquello que el gobierno Uribe defiende: una vuelta a una regeneración moral y política en la cual quien es castigado es el desafecto al régimen. Las alianzas con aquellas instituciones que dominaron la escena política y social colombiana por décadas y que después de años de apertura política se habían logrado deblitar, han sido reparadas y puestas en operación por el gobierno Uribe. ''No habrá paz ni tranquilidad ni sosiego para Colombia si es plaga católica que está dominando al país continue creyéndose la única detentora de la verdad,´´ dijo Vallejo.

Cuando la crítica se dirigió a Ordoñez, los apluasos fueron abrumadores. Quejándose de haber sido llamado de pederasta por Ordoñez, Vallejo le replicó, diciéndole que ''pederasta es aquel que dijo 'dejad que los niños vengan a mí´.´´ Más risas arrancó de la audiencia, a pesar de la herejía. Pocas, sin embargo, fueron las muestras de simpat´pia cuando Vallejo se burló de Uribe. Eso es un signo de nuestros tiempos -- el presidente se ha vuelto intocable en este país. Al llamarlo de ''gobierno impúdico,´´ un asistente gritó a Vallejo, pidiéndole para que parase de leer. Claramente, esa no era la intención principal.

La intocable figura de Uribe está presente por todas partes. Su omnipresencia le compite a la de la Santísima Trinidad (que Vallejo alega que no existe) y su poder en la mente de cada uno de los asistentes es muy alta. se respira casi un aire de infalibilidad en Colombia cuando se habla del Sr. Presidente.

En realidad, lo que quizás Vallejo quiso darnos a entender es que Colombia está asistiendo a una re-regeneración (ese término por mi usado para mostrar que el gobierno actual está tratando de imponer los mismo principios de convivencia política y arreglo social impuestas por el gobierno de Rafael Nuñez después del fin de la guerra de 1885.) Con el congreso rendido por las investigaciones en curso por suspestos nexos con paramilitares, la justicia en una crisis de gestión terrible, y el triunfo militar sobre la guerrilla, el gobierno tiene grandes probabilidades de obtener la aprobación de una enmienda constitucional que le permita a Uribe concorrer por tercera vez consecutiva a la presidencia. Ello acontece en un moemtno en el cual la presencia de actores reaccionarios en el gobierno no sólo abunda, sino apesta. Un punto para pensar, querido lector que vive en Colombia -- si vale la pena re-elegir un presidente para perder a los pocos las libertades individuales porlas que hemos luchado en 199 años de vida democrática.

No comments:

Post a Comment